Asociación Española de Esofagitis Eosinofílica
Asociación Española de Esofagitis Eosinofílica

Qué es la Esofagitis Eosinofílica (EoE)

El esófago es un conducto muscular que permite el paso de los alimentos desde la faringe hasta el estómago mediante su movimiento. La Esofagitis Eosinofílica es un trastorno inflamatorio crónico que consiste en la inflamación de la pared del esófago,  caracterizado por una densa infiltración de leucocitos eosinófilos.

Los eosinófilos son leucocitos con funciones proinflamatorias que participan habitualmente en las enfermedades alérgicas como la rinitis estacional, la dermatitis atópica o el asma bronquial y que forman parte de la estructura normal de ciertos órganos del tubo digestivo, sin embargo el esófago en condiciones normales, está desprovisto de ellos.

Esofagitis Eosinofílica como una enfermedad alérgica

Las alergias alimentarias son cuadros clínicos secundarios a la ingesta, contacto o inhalación de alimentos que desencadenan una respuesta inmune inadecuada del organismo.

Varias razones han llevado a relacionar la Esofagitis Eosinofílica con una alteración alérgica, en la que diversos alimentos o incluso sustancias ambientales como pólenes y otros alérgenos inhalados, producirían una inflamación tras su contacto con el sistema inmunológico de la pared del esófago que mostraría su remisión ante dietas carentes de alérgenos o al seguir un tratamiento con fármacos antialérgicos.

Síntomas

N I Ñ O S

  • Rechazo al alimento: poner la lengua para impedir el paso de la cuchara, dar arcadas al ver la comida o taparse la boca.
  • Náuseas
  • Exceso de saliva (Hipersalivación)
  • Falta de peso y crecimiento
  • Síntomas respiratorios como tos, sinusitis, catarros frecuentes o neumonía.
  • Regurgitación
  • Vómitos
  • Dolor torácito y abdominal
  • Sensación de quemazón que sube del estómago (Pirosis)

A partir de los 5 - 6 años:

  • Dificultad para tragar (Disfagia)
  • Atasco o impactación del alimento que se para en la garganta.

A D U L T O S

  • Dificultad para tragar (Disfagia)
  • Atasco o impactación del alimento que se para en la garganta
  • Vómitos
  • Dolor torácico

Niños y adultos, comen muy lentamente, empleando más tiempo que el resto de la familia o que el resto de compañeros de comedor (en el caso de niños), y suelen beber tras cada bocado para ayudar el paso del bolo alimenticio

Diagnóstico

Para confirmar el diagnóstico de una Esofagitis Eosinofílica se precisa necesariamente la realización de una endoscopia durante la cual se tomará unas pequeñas muestras de tejido (biopsias) y cuyo análisis al microscopio mostrará la presencia 15 o más eosinófilos por campo de gran aumento. Diversos hallazgos endoscópicos refuerzan el diagnóstico de la Esofagitis Eosinofílica (anillos esofágicos, esófago corugado, exudados blanquecinos…) sin embargo también puede parecer normal, es por ello que la simple apariencia del esófago no permite asegurar el diagnóstico y siempre es necesario la toma de biopsias.

La Esofagitis Eosinofílica afecta de manera aislada al esófago, de modo que la inflamación eosinofílica debe estar ausente en estómago y duodeno. Además, deben ser excluidas otras causas de eosinofília esofágica, entre ellas y de manera específica la Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE).

Tras el diagnóstico es importante que el paciente también sea estudiado por un médico especialista en alergias, quien realizará distintos análisis y pruebas cutáneas para tratar de identificar que alimentos, pólenes u otras sustancias pueden estar relacionados con la enfermedad. En algunos casos también pude ser necesaria la colaboración de un especialista en nutrición sobre todo con pacientes pediátricos.

Tratamiento

La Esofagitis Eosinofílica es una enfermedad crónica de reciente descripción que afecta de manera notable la calidad de vida de las personas que la padecen, obligándoles a restringir muchos alimentos en sus dietas, tomar medicación durante largos períodos de tiempo, o a limitar sus actividades sociales (viajar, comer fuera de casa, etc.) y profesionales.

Su creciente diagnóstico y reconocimiento en todos los países desarrollados hacen que haya pasado de ser una enfermedad mal diagnosticada a convertirse en la segunda causa de esofagitis crónica y la primera causa de dificultad para tragar en menores de cincuenta años, sin embargo, no existen a día de hoy tratamientos farmacológicos específicos y los tratamientos dietéticos no están universalmente extendidos.

El 2 de Junio de 2013 la Sociedad Española de Patología Digestiva publicó la nota de prensa “Esofagitis eosinofílica: una alergia alimentaria emergente de difícil abordaje que afecta a niños y adultos” que podéis consultar en el siguiente enlace:

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociacion de Esofagitis Eosinofilica